3 conceptos básicos de hidroponía #2: pH y calidad del agua.

En esta segunda entrada de las Guías Básicas vamos a hablar de la calidad del agua que usamos y de qué es, y por qué es importante el pH en hidroponía.

Calidad del agua

Como pudiste comprobar en la entrada anterior acerca de nutrientes para hidroponía, tenemos que controlar qué hay en nuestra solución nutritiva. Conocemos lo que contienen las botellas de nutrientes que usamos, pero podemos no conocer qué hay en el agua con la que los mezclamos, y esto puede afectar al resultado tanto para bien como para mal. Hay varias consideraciones importantes:

Agua de lagos o ríos

Es el tipo de agua que más problemas puede dar, por tres razones:

  • Puede contener microorganismos patógenos para las plantas y/o algas. Las algas requieren unos nutrientes similares a las plantas, por lo que crecen extremadamente bien en líquido hidropónico, especialmente si recibe luz (por eso es importante que el líquido quede lo menos expuesto a la luz posible). Pueden atascar tuberías y consumir los nutrientes de tus plantas.
  • Pueden tener concentraciones de algunas sales más altas de lo normal, por lo que si sumas las sales (nutrientes) que añades posteriormente, pueden provocarse excesos.
  • Puede tener bajas concentraciones de herbicidas (por ejemplo si es de un pozo cercano a un cultivo en el que se usan), lo que puede afectar al crecimiento de las plantas.
    Sois muy bonitas, pero no os queremos en nuestro líquido :(

    Sois muy bonitas, pero no os queremos en nuestro líquido :-(

Lo normal es que tu plantación sea lo suficientemente pequeña como para utilizar agua del grifo y evitar estos problemas.

Dureza del agua:

El agua dura tiene sales de calcio y magnesio. Generalmente los niveles son bajos y pueden ayudar a evitar que cambie mucho el pH . Hay nutrientes que tienen alternativas para aguas duras o blandas, aunque si no lo ofrecen no te preocupes ya que no es muy determinante.

pH

El pH es la medida de H+ en el agua, cuantos más haya, más bajo el pH y más ácido. Una solución es más básica (o alcalina) cuantos menos H+ tenga, o lo que es lo mismo, su pH es más elevado. El pH del agua pura es 7.

Las raíces pueden absorber determinados iones más fácilmente a determinados rangos de pH, unos mejor a rangos más básicos y otros más ácidos. Las plantas tienden a preferir pH ligeramente ácidos, aunque puede variar dependiendo de la planta. Por ejemplo, si el pH fuera 7.5, tus plantas puede tener problemas para absorber fósforo, hierro o manganeso.

Se considera el rango pH 6.0 – 6.5 como el mejor para disponer de todos los nutrientes. De todas formas, consulta las indicaciones de los nutrientes que uses para saber a qué pH tener la solución.

Cómo medir y cambiar el pH

Tiras para medir pH

Tiras para medir pH

Antes de medir el pH debes mezclar el agua con la solución concentrada de nutrientes, ya que pueden cambiar el pH. Para medirlo puedes utilizar una de las siguientes técnicas.

Líquido para medir el pH

Líquido para medir el pH

La más baratas son las tiras de pH. Muy simples de utilizar, basta con introducirlas en la solución, sacarlas y comparar el color de los cuadros con los de la caja. La desventaja es que son poco precisas, ya que pueden decir que está alrededor de 6, lo que puede significar 5.8 o 6.2, pudiendo ser un gran cambio. Los colores pueden ser difícil de distinguir. Aunque como ya he dicho, son la opción más barata y muy comúnmente utilizadas para hacerse una idea del pH.

También existen líquidos para medir el pH. Basta con sacar una muestra de solución de nutrientes y echarle unas gotas de líquido, que cambiará de color. Comparamos este color con el papel y tenemos el pH.

pH-metro

pH-metro

Por último, también hay pH-metros, pequeños aparatos electrónicos que miden el pH simplemente con introducirlos en la solución, aunque hay que calibrarlos y pueden requerir cuidados especiales.

Para cambiar el pH se venden pequeños botes con sustancias que cambian el pH, como ácido fosfórico (para bajarlo) o hidróxido de potasio (para subirlo). Se deben añadir gota a gota, ya que poseen mucha fuerza para cambiar el pH.

Hay quien ha probado soluciones más caseras, como bicarbonato o vinagre (para subir y bajar el pH, respectivamente), pero suelen encontrar problemas ya que tras ajustarlo el pH “rebota” y cambia muy brúscamente horas después de ajustarlo. Esto es porque las soluciones comerciales, como el ácido fosfórico, actúan como tampones.

Espero que te haya sido informativa y entretenida. Si te ha gustado, por favor, compártela.

 

Martín

 

 

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Nicola Simone dice:

    Excelente, su ayuda es realmente muy informativa y concreta me gusta

  2. Neryn dice:

    Gracias, practico y preciso.

  3. hector javier villaseñorgarcia dice:

    HOLA AMARTIN BUENOS DIAS. ESTIMADO AMIGO LA IN FORMACION Q UTED ME ENVIO ES MUY VALIOSA LE AGRADESCO

  4. Alejandro Morales Imaña dice:

    Muy interesante la información presentada en forma práctica y sencilla. Estoy atento a otras informaciones. Muchas gracias.

  5. Guillermo dice:

    cpuedo apuntarme a los articulos de hidroponia de jardineria?

  6. Estela dice:

    Hola. Si voy a plantar diferentes tipos de vegetales y frutas, como tomate, lechuga, calabaza, fresa, etc, aun asi es recomendable que el ph sea entre 6.0 y 6.5 para todas las plantas? Gracias

¡No te lo pierdas!
Curso de Hidroponía Gratis
Incluye la Guía de Nutrientes Hidropónicos, en tu correo. Domina la hidroponía y consigue unas plantas perfectas.
Sí, quiero el curso gratis